Plan Yaque presenta logros sobre manejo cuenca

plan-yaque-presenta-logros-sobre-manejo-cuenca

El Plan Para el Desarrollo Sostenible de la Cuenca del Río Yaque del Norte, Inc. (Plan Yaque) identificó los principales problemas de la cuenca del río Yaque del Norte, elaboró un estudio para establecer que está pasando con el agua, presentó sus objetivos para lograr la meta para elevar la capacidad de retención de las 15 microcuencas y las metas para el manejo sostenible de los bosques.

Esos males son la contaminación del agua y la pérdida de la capacidad de las microcuencas para retener el agua y la insuficiente coor­dinación y cooperación entre los organismos y actores interesados y la falta de comprensión  de las consecuencias de la degradación para el desarrollo de las poblaciones presentes y futuras de las cuencas.

El Plan Yaque, que tiene su sede en Jarabacoa, está presidido por la Asociación para el Desarrollo Inc. (APEDI) e integrado por diversas instituciones y personalidades vinculadas a los trabajos de rescate de la cuenca, tiene como al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, institución que ocupa la posición de vocal en la Junta Directiva.

Humberto Checo, director eje­cutivo del Plan Yaque y Saúl Abreu, director ejecutivo de la APEDI; hicieron una visita  la tarde del pasado jueves a Enmanuel Castillo, director de La Información y a Ingrid González de Rodríguez, subdirectora; con quienes hablaron de los objetivos específicos del plan, entre otros temas relacionados.

Humberto Checo y Saúl Abreu dijeron que, identificados esos cuatro graves males, con cada pro­blema se trabaja en lo que es contaminación, saneamiento y la pérdida de capacidad de captar agua en la parte alta.

Esos males son trabajados con un enfoque diferente, porque en vez de trabajar  con la cuenca completa, se ha decidido obrar con microcuencas, identificando cuáles son las que componen todas las cuencas que están divididas en 52 unidades hídricas.

Objetivos:

Citaron como objetivos principales del Plan Yaque aumentar la capacidad de retención de las 15 microcuencas que lo componen, reducir la contaminación del agua y del suelo en las mismas y adoptar prácticas mejoradas de conservación de agua y de suelo por parte de los habitantes de las microcuencas.

Además, desarrollar una mejor gestión y operación institucional en la ejecución de los proyectos pro­puestos en el Plan Yaque y mejorar la educación de las poblaciones locales en procura de una actitud res­ponsable y consciente hacia el manejo sostenible de los recursos naturales de la cuenca media del río Yaque del Norte.

Para lograr los objetivos de conservación y restauración de la cobertura forestal, el uso sostenible de los recursos naturales de la región, así como también la mejora en la calidad de los productos agropecuarios y el fortalecimiento de las distintas cadenas de comercialización y niveles organizacionales de las comunidades, el Plan Yaque plantea la necesidad de  crear y desarrollar alianzas, acuerdos y convenios de cooperación.

Metas estratégicas:

Fortalecer el desarrollo organizacional e institucional consolidando el marco legal del Bosque Modelo Yaque del Norte (BMYN), establecer para el manejo sostenible de los bosques la elaboración y ejecución de planes de manejo sostenible; fortalecer la industria forestal en la CAY, median­te encadenamientos productivos sostenibles; fomentar alternativas productivas basadas en sistemas agroforestales, uso sostenible y recuperación de suelos; apoyar a la creación de una Reserva de Biósfera el área de BMYN y establecer un mecanismo de Pago por Servicios Ambientales (PSA) como ins­trumento de manejo sustentable de los recursos naturales.

El mejor estudio:

Con el objetivo de restaurar la cuenca y sanear las aguas del río Yaque del Norte,  Checo y Abreu afirmaron que el Plan Yaque tiene el  mejor estudio para establecer que está pasando con el agua en la cuenca, y ha determinado que la cuenca del río Yaque del Norte tiene una presión hídrica casi de más del 100%.

Eso significa-Puntualizaron- que el agua con la que se puede contar está comprometida, aunque  las reservas de las presas son una ayuda, tras explicar que el estudio divide la cuenca entera en 52 unidades hídricas o microcuencas, las cuales son monitoreadas y se les mide la calidad y cantidad de agua  de manera permanente para saber que está pasado con el preciado líquido.

Expresaron que es alarmante lo que se ha descubierto con el estudio, que revela que más del 70% de las microcuencas tiene una varia­bilidad  de caudal que se aproxima casi al 80 y el 90%.

Aclararon que eso significa que cuando hay lluvias están altos, pero cuando paran las lluvias, más del 70%  cambia, sube y baja, lo que representa una inestabilidad por el deterioro de las microcuencas y la desforestación,  solo el 10% y hasta menos se mantiene estable porque está cerca a las áreas protegidas y tienen su sustento. Esa variabilidad es un indicador de la microcuenca.

Plantas de tratamiento:

El Plan Yaque comenzó a trabajar el tema de saneamiento con unas plantas de tratamientos de humedales artificiales, que luego de diferentes pruebas, investigación y diseño, tiene un modelo de referencia internacional, en el marco de ese programa ha construido 28 plantas de tratamiento, las cuales dan servicio a 10 mil familias.

Las plantas fueron construidas en Jarabacoa, Santiago, Montecristi y Santiago Rodríguez, donde están tratando alrededor de 285 mil me­tros cúbicos  de agua por año.

Están en proceso de construcción otras cuatro plantas, con soluciones basadas en la naturaleza, son sistemas que no utilizan ningún tipo de energía ni de insumo y no requieren de mantenimiento, es una ingeniería verde, porque se trata de simular lo que hace la naturaleza que sanea el agua de manera natural.

En Santiago:

El director del  Plan Yaque y el director de la APEDI manifestaron que hay un acuerdo con Compromiso Santiago para construir 20 plantas de ese tipo, con la misma metodología que se han hecho las otras, tomando como referencia ese programa, porque hay lugares dentro de Santiago de los  Caballeros que están aislados, y estas son soluciones descentralizadas pequeñas que permiten solucionar ese pro­blema.

Las plantas están diseñadas y muy pronto algunas estarán en lici­tación para ser construidas con esta metodología, y que a la Corporación del Acueducto y Alcantari­llado de Santiago, que es la institución responsable del tratamiento, se le entregó esos proyectos, con Compromiso Santia­go que APEDI lo coordina,  hay plantas que estarán en lici­tación para construirse con ese modelo.

Cerca de 15 mil tareas reforestadas:

Humberto Checo y Sául Abreu aseguraron que el Plan Yaque ha contribuido con la reforestación y captación de sistema de agua, trabaja en 15 microcuencas y ha hecho plantaciones forestales en 14,815 tareas.

Significaron que son  proyectos de ejemplo y en esas 14,815 tareas ha establecido alrededor de 1.6 mi­llones de plantas, logrando rescatar áreas degradadas, devastadas y hoy día están produciendo y gradualmente porque los sistemas van madurando y poniéndose fuertes.

Remarcaron que entre Jarabacoa y Constanza habían zonas peladas y hoy son  áreas donde ya los arroyitos están corriendo de manera permanente después de 15 años de trabajo.

Hay avances:

“A pesar de los problemas hemos avanzado, hay una conciencia ambiental muy diseminada  en la sociedad, que antes no la había, gran parte es sensible a esos temas, antes era un grupito, ahora la sociedad está muy pendiente del cambio climático y medio ambiente y, eso es un gran salto. Hay planes a nivel social y a nivel gubernamental de gran interés, se acaba de firmar el año pasado el Pacto Nacional por el Agua, que es también un paso importante de compromiso para trabajar con estos temas. Hay una Mesa del Agua donde se discuten estos temas y el Presidente está muy interesado en esos temas, lo que quiere decir, que hay un ambiente favorable de ­cooperación del Estado con la sociedad y la parte académica y una actitud favorable  que nos permite enfrentar esos problemas”, subrayaron.

El país da pasos positivos:

Los señores Humberto Checo y Saúl Abreu concluyeron sus puntua­lizaciones sobre la Cuenca del río Yaque del Norte observando que el país ha dado pasos positivos.

Hemos mejorado mucho las coordinaciones-significaron- tene­mos experiencias positivas, lo que queremos es ampliar estos esfuerzos para lograr el impacto y las ins­tituciones se articulen, asuman estos proyectos y les den la continuidad. Somos entidades establecidas permanentes que estamos dedicados al medio ambiente, iniciativas que cada vez estamos ampliando  y eso nos permite exhibir logros  que son replicables.

Compartir Esta Noticia
Scroll al inicio